• Inicio
  • Tratamientos dentales
  • Carillas estéticas

Carillas de porcelana

Las carillas son unas finas láminas de porcelana que se fusionan a la superficie de los dientes para cambiar su forma, color o posición, consiguiendo así mejorar su aspecto estético.

Las carillas de porcelana exigen ser hechas en el laboratorio, por tanto, no es posible realizarlas en una sola sesión, sino en dos, separadas por una semana que es el tiempo mínimo habitual requerido para hacerlas. Durante los días de espera se colocarán unas carillas de composite provisionales.

Actualmente las carillas están muy conseguidas, son de gran naturalidad y mantienen un buen aspecto durante un  tiempo no inferior a quince años.

Están indicadas en los siguientes casos:

  • Dientes teñidos en los que el blanqueamiento dental no resulte del todo satisfactorio.
  • Cierre de espacios interdentales (dientes separados).
  • Corrección de tamaño en dientes demasiado pequeños.
  • Corrección de posición en uno o varios dientes atrasados o rotados.
  • Dientes anteriores con múltiples empastes antiestéticos (renovar los empastes en estos casos, no tiene mucho sentido porque siempre se notarán, y más aún con el paso del tiempo).
  • Rejuvenecimiento dental.

Carillas de composite

El composite es un material resinoso, modelable y fuertemente adhesivo que se coloca para enmascarar la mal posición dentaria.

Este tipo de carillas se realizan en una sesión clínica ya que la técnica consiste en la aplicación de diferentes capas de composites estéticos sobre el diente previamente aplanado (para evitar un abultamiento antiestético).

Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios.

Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.